fbpx
Spread the love

Según la Mayo Clinic, el acné es una condición de la piel que ocurre cuando los folículos pilosos se obstruyen con sebo y células muertas de la piel. Esto ocasionará que se produzcan  manchas blancas, puntos negros o acné. El acné es más común en adolescentes, aunque afecta a personas de todas las edades. Existe un tratamiento efectivo para el acné, pero el acné puede persistir. Las espinillas y los bultos se van curando poco a poco, ya medida que uno empieza a secarse, el resto parece aumentar. Según la gravedad, el acné puede causar dolor emocional y dejar cicatrices en la piel. Cuanto antes comience el tratamiento, menor será el riesgo de tales problemas. 

¿Problemas con el acné? Los mejores remedios y tratamientos para solucionarlo

Según la Mayo Clinic, el acné es una condición de la piel que ocurre cuando los folículos pilosos se obstruyen con sebo y células muertas de la piel. Esto ocasionará que se produzcan  manchas blancas, puntos negros o acné. El acné es más común en adolescentes, aunque afecta a personas de todas las edades. Existe un tratamiento efectivo para el acné, pero el acné puede persistir. Las espinillas y los bultos se van curando poco a poco, ya medida que uno empieza a secarse, el resto parece aumentar. Según la gravedad, el acné puede causar dolor emocional y dejar cicatrices en la piel. Cuanto antes comience el tratamiento, menor será el riesgo de tales problemas. 

Remedios contra el acné

Hay muchos blogs y videos sobre remedios caseros que puedan ayudar a luchar contra el acné. Hay muchos influencers que no son expertos en el área que recomiendan el uso de  bicarbonato, pasta de dientes, miel, yogur y otros productos. Primeramente, no utilices nada de eso. 

 

Todo lo que tenga que ver con bicarbonato o pasta de diente, es muy alcalino, lo que quiere decir que será bastante agresivo con la piel y provocará irritación. Asimismo productos ácidos como el vinagre o limón también ocasionará lesiones por ser productos muy ácidos, que irritan la piel. Los productos como miel, yogur o arroz, también ocasionará que aumente el acné porque contiene azúcares que les serviría de combustible a las bacterias de la cara, empeorando el acné. 

 

Del mismo modo, las cremas que no están especializadas en acné pueden obstruir los poros empeorando el acné. Por lo que si deseas un tratamiento para el acné, la principal recomendación es visitar un dermatólogo para una evaluación y tratamiento adecuado para el tipo de piel y tipo de acné que se tenga. Así como cambios en el estilo de vida, en la alimentación y hábitos psicobiológicos. 

Cuándo consultar al médico

Es importante que para el acné siempre se recomiende la consulta con un especialista. Primeramente, puede acudir a un médico general que puede indicar tratamiento genérico para el acné, cuando la mayoría de las veces se soluciona. Aunque si esto no ocurre, se recomienda asistir a un especialista de piel, en este caso un dermatólogo. 

 

En muchos casos, el acné ocurre por desbalances hormonales, por lo que es más común verlo en mujeres en las primeras décadas de la vida y está asociado con la menstruación o mal tratamiento con anticonceptivos.  Los tratamientos dependen del tipo de acné que tenga la persona, pero en la mayoría de los casos, los dermatólogos utilizan dos tratamientos para el control del acné:

Tratamientos tópicos

Entre los tratamientos indicados por los dermatólogos, se encuentran los tratamientos tópicos, que son cremas que se aplican directamente sobre la piel. La mayoría contiene peróxido de benzoilo y retinoides. El peróxido de benzoilo es un componente que en pocas palabras mata las bacterias responsables del acné, es capaz de reducir el enrojecimiento y de eliminar las células muertas de la piel. Muchas personas pueden tener efectos adversos con este tipo de tratamiento ya que puede dejar la piel enrojecida, irritada, seca y con visible descamación superficial. 

 

Por otro lado, los retinoides son un grupo de vitaminas de clase A que tienen efectos positivos contra el acné. Son capaces de exfoliar las células de la cara que obstruyen los poros, ocasionando el acné. Asimismo también hay efectos adversos que puede encontrar mucha gente y es que pueda existir una

fotosensibilización de la piel, por lo que es un producto que solo se pueden usar de noche o debe ser prescritos con productos de protección solar. 

 

Hay otros componentes en el tratamiento tópico como son la niacinamida, un ingrediente que tiene un efecto calmante; la piroctona olamina y el glicacil que tienen la propiedad de combatir el crecimiento bacteriano; la procerad, una ceramida que puede prevenir irritaciones y cicatrices del acné; LHA, ácido linoleico y ácido salicílico que son microexfoliantes de la piel junto a un efecto queratolítico.

Tratamientos orales

Los tratamientos orales habitualmente están basados en antibióticos o isotretinoína. El tratamiento con antibióticos se prescribe exclusivamente por dermatólogos y  sólo en casos severos de acné o cuando el tratamiento tópico no es suficiente. Entre los antibióticos más comunes para tratar el acné, se encuentra la doxiciclina. La principal desventaja de este antibiótico es que produce que la piel sea muy sensible a la luz solar. Así que es sumamente importante combinarlos con cosméticos con protección solar, ligera y de composición no comedogénica.

 

La isotretinoína es el tratamiento más efectivo para el acné. Es capaz de deshidratar la fuente original del acné (exceso de sebo) y detener el acné para siempre. Es considerado como el último escalón para el acné. Como es tan fuerte, tiene diversos efectos secundarios, entre ellos incluyen sequedad severa de la piel y los labios, así como de las fosas nasales, lo que puede causar picazón, tensión e incluso hemorragias nasales. 

 

El acné afecta a muchos adolescentes y adultos jóvenes a nivel mundial, un abordaje precoz con un especialista puede beneficiar el autoestima de las personas que sufran de esta condición y evitar complicaciones mayores.

 

 

 


Spread the love