fbpx
Spread the love

El proceso para elegir un proveedor de Internet, ya sea para uso personal o corporativo debe ser metódico y organizado, ya que se debe revisarse con sumo detalle distintos aspectos esenciales para garantizar una buena experiencia, tales como la necesidad, el uso que tendrá, la ubicación, el servicio, entre algunos otros.

De la misma manera, hoy en día la conexión web es fundamental para las distintas tareas que las personas deben cumplir en su rutina, por lo que representa un servicio indispensable y global. De allí que se debe garantizar una conexión sólida con un servicio que preste soluciones ante cualquier eventualidad. A continuación, se presentan seis aspectos determinantes a tener en cuenta al momento de escoger un servicio de Internet:

1. Cobertura del proveedor

Corresponde al primer paso en la búsqueda de un servicio de Internet. En toda región, las áreas de cobertura difieren de un proveedor a otro, por lo que es de gran utilidad conocer cuál de todos ellos funciona de acuerdo a tu ubicación.

Por lo tanto, se debe contactar a cada proveedor y recopilar esta información junto a los planes que ofrecen. Luego, dentro de la página web de cada proveedor, se puede validar el mapa de cobertura, ya que normalmente se encuentra disponible para acceso a todo usuario.

2. Ancho de banda del servicio

Dependiendo si es una vivienda familiar o una oficina corporativa, se puede determinar el ancho de banda que se requiere. En la mayoría de hogares, se requieren múltiples usuarios, así como dispositivos que requieren conexión a Internet.

Para evaluar el ancho de banda es necesario calcular datos como número de usuarios, cantidad de dispositivos conectados, uso que se le dará a red, el tipo de contenidos y aplicativos que se consultarán. El ancho de banda; medido comúnmente en megabits por segundo; es la velocidad máxima con la que se pueden descargar datos de Internet a tu computadora.

Por la alta demanda de videollamadas y conferencias, se aconseja elegir un proveedor con canales dedicados donde la capacidad de descarga y carga de contenido sea igual en ambos sentidos. En fast.com se puede determinar en tiempo real la velocidad de carga y descarga de un servicio que se tenga operativo y chequear si está funcionando de acuerdo a lo contratado.

3. Confiabilidad y soporte

Este aspecto se debe evaluar objetivamente, ya que el cliente puede guiarse de opiniones de personas cercanas, que contarán sus experiencias negativas más allá de las positivas. Por lo tanto, es ideal que cada persona realice su investigación independiente con relación a este tema. Una manera directa es chequear los representantes del servicio a atención al cliente, los cuales deben disponer de una actitud amable y cercana.

Un buen servicio al cliente podrá solucionar las inquietudes y problemas que se puedan presentar de manera eficiente y será un punto diferenciador entre un proveedor y otro.

4. Mercado al que se dirige

No todos los proveedores están orientados a cumplir las necesidades de todo tipo de cliente. Por lo tanto, es importante identificar si el proveedor está especializado en ofrecer servicios a empresas particulares o especializadas en algún área o disponen de un servicio más general para el ciudadano común.

5. Velocidad de conexión

Un aspecto particular a tener en consideración, es la velocidad con la que se accede a los distintos contenidos, ya sea desde una oficina en una empresa o desde casa, por lo que se evalúa el uso que se le dará a la conexión.

En la red se encuentra una inmensa cantidad de contenidos de todo tipo, a la que todo el mundo busca acceder, sin embargo, hay sitios más consultados que otros, como son las redes sociales, herramientas, aplicaciones informáticas o
plataformas de streaming.

Por lo tanto, es recomendable identificar los sitios web con mayor demanda en tu sitio de solicitud de servicio, y validar con el proveedor que disponga de conexiones directas hacia estos destinos. En HighSpeedInternet.com se puede estimar la velocidad de conexión que se requiere de acuerdo a tus características como cliente.

6. El costo

Muchos proveedores en un comienzo ofrecen ofertas atractivas para captar nuevos clientes, ya que son muy llamativas para todas aquellas personas que se encuentran buscando adquirir un nuevo servicio. De allí, que es esencial consultar al posible proveedor lo siguiente: ¿el precio actual es una tarifa introductoria? En caso de ser así, ¿cuándo se normaliza la tarifa y cuánto aumentaría?

Para poder realizar una comparación de servicios entre distintas compañías, es necesario igualar las distintas tarifas “planas” de los proveedores de Internet (ISP), ya que las promociones al adquirir un servicio tienen una duración de pocos meses. Asimismo, se debe verificar si el posible proveedor cambiar de tarifa a partir del estrato que solicite la instalación, acción que es muy conocida en distintas localidades.


Spread the love