fbpx
Spread the love

El cáncer de mama es uno de los principales cánceres que afectan a las mujeres y se produce en las células de la mama. Se estima que a nivel mundial, está ubicado detrás del cáncer de cuello uterino y de cáncer de piel en mujeres. Aunque también el cáncer de mama puede afectar a hombres, pero es más común en las mujeres.

plomero

Causas

A nivel científico básico, el cáncer de mama es causado cuando ciertas células de la glándula mamaria comienzan a crecer de manera anormal y descontrolada. Estas células cancerígenas se dividen muchísimo más rápido que células mamarias normales, por lo que en cuestión de tiempo se van acumulando y formando un tumor. Las células cancerígenas tienden a diseminarse hacia otras partes del cuerpo y causar metástasis. 

Normalmente hay dos tipos de cáncer de mama. El carcinoma ductal invasivo generalmente nace en las células de los conductos que producen leche. El carcinoma lobulillar invasivo puede comenzar en el tejido glandular llamado lobulillos o en otras células o tejidos de la mama.

Sin embargo hay mujeres que tienen más posibilidad de desarrollar cáncer de mama por factores de riesgo, se  han identificado factores hormonales, de estilo de vida y ambientales que pueden aumentar el riesgo de cáncer de mama. El cáncer de mama puede ser causado por una interacción compleja entre su composición genética y su entorno.

Síntomas

Los signos y síntomas tempranos del cáncer de mama pueden incluir:

  • Un bulto o engrosamiento en el seno que se ve diferente al tejido circundante.
  • Un cambio en el tamaño, forma o apariencia del seno. 
  • Cambios en la piel de la mama, como piel de naranja
  • Pezón invertido
  • Descamación, piel agrietada o cambios en la coloración de la pigmentación del pezón (areola)
  • Secreción de líquido claro por el pezón, que no corresponda a la lactancia. 

Prevención

Como la mayoría de los cánceres, el cáncer de mama se puede prevenir. Principalmente hacer cambios en la vida diaria puede ayudar a disminuir el riesgo de padecer cáncer de mama. Realizamos una lista de los principales pasos que te pueden ayudar a prevenirlo:

– Acude con tu médico para la realización de pruebas de detección del cáncer de mama. Es necesario que su médico la oriente cuándo comenzar a hacerse pruebas de detección, como exámenes clínicos de mama y mamografías.

– Debe conocer plenamente sus senos, durante un autoexamen de mamas

haga concienciación de sus senos. Las mujeres pueden aprender sobre sus senos examinándolos de vez en cuando durante un autoexamen para conocer mejor los senos. Al conocer sus senos, si hay un nuevo cambio, bulto u otra anormalidad en el seno, debe hablar con su médico de inmediato. El autoexamen no es la principal manera de prevenir el cáncer de seno, sin embargo puede ayudar a conocer mejor los cambios que experimentan sus senos e identificar cualquier signo y síntoma anómalo.

– No se prohíbe el consumo del alcohol, pero se recomienda limitar la cantidad de alcohol que bebe a una bebida por día si desea beber alcohol.

– Hacer 30 minutos de ejercicio al día va a ayudar a prevenir el cáncer de mama. Debe consultar con su médico qué tipo de ejercicio es recomendable para usted y comience lentamente.

– En mujeres con la menopausia temprana, los ginecólogos le suelen indicar la terapia hormonal. Aunque se ha estudiado que la terapia hormonal combinada puede aumentar el riesgo de cáncer de mama. Es importante hablar con su médico sobre los riesgos y beneficios de la terapia hormonal. Algunas mujeres van a experimentar signos y síntomas bastante incómodos durante la menopausia, y estas mujeres por decisión de los médicos, pueden aceptar un mayor riesgo de cáncer de mama para aliviar los signos y síntomas de la menopausia.

– Tener y mantener un peso saludable. Los médicos siempre recomiendan evitar el sobrepeso y buscar el peso saludable. A veces es muy importante perder peso, por lo que debe consultar a su médico sobre estrategias saludables para lograrlo. Entre las principales recomendaciones es reducir la cantidad de calorías que consume cada día.

– Poseer una dieta saludable. Se ha estudiado que las mujeres que siguen una dieta mediterránea complementada con aceite de oliva virgen extra y nueces mixtas pueden tener un riesgo menor de cáncer de mama. La dieta mediterránea se basa en los alimentos vegetales, como frutas, verduras, cereales integrales, legumbres y frutos secos. Las personas que siguen la dieta mediterránea eligen grasas saludables, como el aceite de oliva en lugar de la mantequilla y el pescado en lugar de la carne roja.

Es importante la concientización sobre el cáncer de mama, además de la promoción de  la financiación de la investigación, para seguir ayudando a avanzar en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama. Diversos estudios han demostrado que las tasas de supervivencia del cáncer de mama han aumentado en los últimos años, así como el número de muertes relacionadas con la enfermedad ha disminuido.

 

 


Spread the love